Desórdenes Disociativos
(Nota: Recuerde que un diagnóstico requiere más elementos de los aquí señalados. Aquí sólo se ofrecen las características generales de algunas de las categorías de desórdenes psicológicos principales según el DSM-IV)

1. Características Generales: Pérdida de memoria o alteración drástica (mayormente, en la forma de pérdida repentina) del sentido de identidad propia.

     a. Amnesia Disociativa

          1) Pérdida repentina de la memoria por causas de estrés excesivo o situación traumática (que no se trauma físico). Sus bases son psicológicas por lo que se diferencia de la amnesia orgánica la cual es producida por causas físicas tales como golpes, privación de oxígeno o azúcar de forma momentánea al cerebro, entre otras. El olvido en la amnesia disociativa puede estar relacionado al evento en particular (sobre todo como la persona está relacionado al mismo, por ejemplo, cual fue su relación con un determinado accidente), o puede ser general, en cuyo caso olvida su propia identidad en términos generales. En este último caso, luego del evento traumático la persona olvida totalmente quien es. Sin embargo, puede recordar ciertas cosas aunque no sepa como las aprendió o por qué las sabes. El olvido es mayormente con todo lo que se relacione a su identidad.

     b. Fuga Disociativa

          1) Comparte los elementos de amnesia de la anterior, pero se diferencia en que la persona huye de su vecindario, su pueblo o hasta su país. Podría suceder que al encontrársele y volver a su lugar de origen la persona recupera la memoria, pero no recuerde los elementos asociados a la fuga, o que aun retornando continúe su amnesia. Si la persona no fuera encontrada, podría suceder que continúe su vida reacordando solo desde el momento en que llegó a ese nuevo lugar, pero nada de lo anterior

     c. Desorden disociativo de identidad

          1) También conocido como personalidad múltiple. Se considera un desorden bastante dramático y poco común. Su característica principal es que en un mismo cuerpo habitan dos o más personalidades distintas. Estas tienen suficientes características distintivas como para poder discernirse que no son la misma persona, aunque que puede haber variaciones en cuánto se diferencian. En los casos más sencillos, las personalidades difieren en sus estilos de vida, ejemplo: una es conservador y la otra rebelde e inadaptado. En casos mas extremos unas de las personalidades puede ser niño y la otra adulto, de diferentes sexos y hasta con particulares deficiencias físicas (ejemplo, una puede necesitar anteojos y la otra no).

Revisado: 04/05